sábado, 12 de abril de 2008

Recuerdos

¿Qué haremos con esa manta
que ya no entibia tu cuerpo?
¿Qué haremos con la pelota
que ya no anuncia tu juego?
¿Qué haremos con esta almohada
que ya no peina tus sueños?
¿Qué haremos con los cristales
que hieren nuestros recuerdos?

Porque tú, compañero,
has iniciado este viaje,
sin esperar mi momento...

Aún permanece en mi alma
el perfume de tus sonrisas
y te aseguro que nada
lo borrará de mi vida...

Demos tiempo a este dolor
para que halle otro refugio...
Y mientras tanto, espérame.
Temprano o puede que tarde,
no lo dudes, te encontraré...

A Niebla...
Y a todos aquellos amigos que partieron para esperar...

2 comentarios:

  1. Mami está llorando con el poema.
    Que bonito.
    Ronroneos y lamiditas.

    ResponderEliminar

Maullidos, ronroneos e incluso bufidos. ¡Este es el lugar adecuado!

----------