jueves, 10 de marzo de 2011

Lejía y amoniaco

¿Sabíais que la lejía y el amoniaco atraen a los gatos? Este es el motivo por el que muchos felinos domésticos se vuelven literalmente locos cuando sus humanos limpian con estos productos de olores tan característicos, llegando hasta el punto de revolcarse o de lamer las zonas fregadas.

Quizá sea interesante recordar que en ocasiones esta atracción puede complicaros un poco las cosas porque si un gato orina fuera de su caja de arena y se limpia la zona con lejía o amoniaco, seguramente volverá a orinar atraído por el aroma de los mismos. Por ello, lo más recomendable es limpiar los pipís accidentales o indebidos con otro tipo de productos, estando especialmente indicados aquellos que contienen oxígeno activo.

8 comentarios:

  1. Es cierto. La lejía les gusta mucho, de hecho se recomienda la limpieza del arenero con lejía para los gatos que tienen problemas en usarlo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bien Rumbo! siempre nos aconsejas cosas interesantes, nosotras no sabíamos esto. Lo que nos hace "revolcarnos" mucho por el suelo es el APIO, nos ponemos a frotar nuestra cara y hocico, a olerlo y nos ponemos como locas.
    Tu sabes porque ???
    Miauuus!!! para todos vuestros lectores y para vosotros tres,,,
    Isis, Dana y Winona

    ResponderEliminar
  3. Olá! eu sou uma gatinha me chamo kIka e gosto muito de ter amiguinhos !
    Queres ser minha amiga?
    Vai-me conhecer!
    Ronrons e bom fim de semana
    KIKa

    ResponderEliminar
  4. A mi gata es a la que más le gusta el olor a lejía, sin embargo, a otro que tengo, le gustan más las alcachofas, ¿que raro, no?

    ResponderEliminar
  5. A nosotros nos gustan estos dos productos. Siempre que la abu o mami friegan el suelo al terminar nos revolcamos.

    Ronroneos

    ResponderEliminar
  6. a Lupe le encanta la lejía! se revuelca por toda la casa!

    ResponderEliminar
  7. pero si chupa la lejía o se revuelca por ella no le daña ?? estoy muy confusa y mi gato últimamente también hace pis el el fregadero.. que mal por dios¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Jiménez Tita. Está claro que si el gato entrara en contacto con estos productos puros sería fatal, pero de lo que hablamos es del uso de lejía o amoniaco diluido y del olorcillo que queda al final cuando ya está seco, que les vuelve locos.

      En cuanto a que tu gato orine en el fregadero, dos cosas: o estás usando algún producto de limpieza con lejía (o algún componente similar) o quizá esté dando la cara algún problema urinario (en tal caso, consulta al veterinario) Sea lo que sea (un problema físico o comportamental) no lo dejes hasta dar con el motivo

      Ronroneos y gracias por pasar :)

      Eliminar

Maullidos, ronroneos e incluso bufidos. ¡Este es el lugar adecuado!

----------