domingo, 29 de mayo de 2011

Enología felina

Hace un par de semanas, nuestra abuelita humana por parte de humana celebró su cumpleaños. Regalitos, velas y canturreos aparte, una de las cosas que más nos ha gustado en esta ocasión ha sido el vino que utilizaron para brindar por ella y de cuya etiqueta, como no podía ser menos, nuestra abuela nos ha enviado una foto. Se trata de un lambrusco rosado llamado Gatopardo fácilmente distinguible en virtud de la ingenua silueta felina que decora su frontal y que lo diferencia graciosamente de otros vinos similares existentes en el mercado.

El caso es que este vino italiano hizo recordar a nuestra humana otra botella, en este caso de vinho verde, que nuestro abuelo humano le trajo hace algunos años del vecino Portugal. Este vino, en concreto, recibe el nombre de Gatao y está perfectamente representado por un simpático gato verde con collar rojo que posa gustoso con porte relajado desde la etiqueta de la botella.

"Umm", me dijo mi humana frunciendo ligeramente el ceño. "¿Qué opinas, Rumbete? ¿Existirán más vinos que utilicen un gato como marca?" Y así, como no hay dos sin tres, recordamos que las navidades pasadas le regalamos a nuestro abuelito una botella de un tinto oscense denominado Cojón de Gato como guiño jocoso hacia el consumidor y en honor a las uvas homónimas (y que cada cual elucubre por su cuenta el motivo por el que estas uvas se llaman así... Ejem, ejem...)

Nunca nos cansaremos de repetir que los gatos podemos y merecemos estar casi en cualquier lugar; y aunque estamos seguros de que estos no son los únicos casos de vinos representados por felinos, nosotros lo dejamos aquí. Eso sí, no sin antes pediros que si conocéis alguna botella de vino o licor con gato encerrado nos informéis de su existencia, que ya sabéis que somos felinos y, por lo tanto, bastante curiosos.

Por cierto, por si os apetece probarlos, todos estos vinos están disponibles y a la venta en bodegas y tiendas de licores. De sus cualidades como bebida poco os podemos decir (somos gatos y aún no nos ha dado por el vino), pero por lo que vemos no se trata de caldos caros y a nosotros nos resultan la mar de graciosos.

jueves, 26 de mayo de 2011

Cara de buena

Hasta el gato más travieso tiene momentos en los que consigue, aunque sea por un instante, parecer bueno. Y si no, fijaos en esta foto de Noíta con cara de no haber roto jamás un plato (Ejem, ejem...) ¿Quién podría resistírsele?

sábado, 14 de mayo de 2011

Diferente padre

¿Sabíais que los gatitos de una misma camada pueden ser hijos de diferente padre? Este hecho tan curioso permite en ocasiones justificar las grandes diferencias existentes entre hermanos felinos, aunque lo cierto es que los caminos de la genética per se pueden conducir a resultados de lo más increíble.


En la foto podéis ver juntos y revueltos a varios pequeños de una misma camada. En concreto, se trata de la de Noa. Y me da en la nariz que a ella, aunque no mire a la cámara, la reconoceréis sin demasiada dificultad... (Ejem, ejem...)

jueves, 12 de mayo de 2011

¿Un gato? ¿Dos? ¿Tres?

¿Un gato? ¿Dos? ¿Tres?... ¿Existe un número ideal a la hora de componer una familia felina? La respuesta a esta pregunta, si es que existe, dependerá de factores tales como las características del territorio y la disponibilidad de recursos, así como del carácter de cada uno de los individuos que compongan el organigrama familiar, siendo cada situación única e irrepetible en función de las variables que se conjuguen en cada caso.

En la habitual línea de humanizar a los pequeños felinos que conviven con ellos, nuestros humanos tienden a pensar que a un gato que vive solo le falta algo, siendo esta conclusión no siempre correcta a ojos de un felino. Teniendo en cuenta que la vida solitaria no es un problema para un gato pero dando por supuesto que en muchos hogares suele convivir más de uno, lo cierto es que la coexistencia entre felinos puede ir desde lo más idílico a lo verdaderamente infernal, existiendo un amplio abanico de posibilidades más o menos halagüeñas distribuidas entre estos dos extremos. Por desgracia, no existe una fórmula magistral que asegure la buena convivencia al 100%, siendo en muchas ocasiones una entente entre los individuos la menos mala de las opciones.

Llegados a este punto, lo que está claro es que si bien nos resulta imposible responder de forma general a la pregunta planteada al principio con una cifra exacta, lo que sí podemos afirmar con rotundidad es que debemos tener muy presente que un gato único, una vez cubiertas sus necesidades básicas, puede ser un gato completamente feliz. Si una vez asumido esto (y a pesar de todo) llega el momento de ampliar el número de felinos en un hogar quizá sea interesante señalar que, aunque cada caso es un mundo, lo habitual es que gatos que han crecido juntos se toleren mejor que aquellos que se conocen siendo mayores y que si por cualquier circunstancia hay que introducir un nuevo gato en una casa en la que ya reside al menos un felino lo más acertado es que el recién llegado sea un gatito lo más joven posible (entre 1 y 3 meses), respetando unas mínimas pautas de presentación y no precipitando ni forzando jamás el encuentro.

Y vosotros, queridos lectores, ¿creéis que existe un número ideal de gatos a la hora de convivir? ¿O pensáis que los gatos que viven solos son más felices? ¡No dejéis de contarnos!

Maullidos a esta entrada:

Martín y Felix dijeron:
Ni uno, ni dos ni tres... ¡CUATRO! :D
12 de mayo de 2011, a las 18:38.

Gris dijo:
Mi idea sería 2 en mi piso...pero Pablo dice que con uno basta :(
12 de mayo de 2011, a las 19:53.

Equilibrio

Parece mentira que una hamaca extra haya permitido por fin que la armonía reine, al menos de vez en cuando, en nuestro árbol rascador. Y es que, en muchas ocasiones, el equilibrio entre felinos depende de cosas bastante sencillas (Ejem, ejem...)


Maullidos a esta entrada:

Dark dijo:
Estais de postal amigos, preciosa estampa si señor!.
Lametones,ronroneos,gugús y muchos besos!
12 de mayo de 2011, a las 15:23.

Gata Lili dijo:
Seria un tecido? No entendi...:(
12 de mayo de 2011, a las 15:48.

Luna y Zeus dijeron:
Bonita foto! Nos encanta veros tan bien juntos.
Ronroneos
12 de mayo de 2011, a las 18:52.

Gris dijo:
Que pasada de foto! y de rascador!! quién lo pillara!!
12 de mayo de 2011, a las 19:52.

jueves, 5 de mayo de 2011

¿Tomas malta? Encuesta de mayo

Es bien sabido entre los propietarios de gato que con el calor se intensifica la muda del pelaje y que ese cambio de pelo imparable deja una huella evidente en ropas, colchas, sofás y sillas, siendo este el momento ideal para tomar ciertas medidas que prevengan los problemas derivados para el felino doméstico a causa de la ingesta masiva de pelo en su aseo cotidiano. Así, no está de más intensificar los cepillados, porporcionar un pienso rico en fibra o aumentar la cantidad de malta que se suministra al gato.

Cotillas como somos, precisamente lo que queremos descubir en esta ocasión, queridos lectores felinos, es si vosotros sois consumidores habituales de esta pasta de olor fuerte y consistencia pegajosa. Y por eso la pregunta que os planteamos es esta: ¿Tomáis malta? Y las respuestas entre las que podréis seleccionar las vuestras son las siguientes:
  • Sí y me gusta mucho, para aquellos que ven el tubo de malta y ya están relamiéndose.
  • Sí porque me obligan, para esos otros a los que no les gusta pero que al final terminan tomándosela.
  • No, nunca me dan, para los que no toman por los motivos que sean.
  • Ninguna de las anteriores, para aquellos que no encajen en ninguna de las respuestas propuestas.
Ánimo y a votar, que cuantos más seamos más interesantes serán los resultados. Y para aquellos que quieran más información sobre la malta y el riesgo de que los gatos ingieran pelo os recomendamos las siguientes entradas:
  • ¡Sálvese quién pueda! Productos contra las bolas de pelo (Parte 1 y parte 2)

miércoles, 4 de mayo de 2011

Resultados de la encuesta de abril

¡Mamma mía! ¡Cómo pasa el tiempo! Estamos ya en mayo y nosotros sin publicar los resultados de la encuesta del mes de abril. Así que con un poco de retraso ahí vamos. Y, en esta ocasión, lo que podemos concluir tras contabilizar los votos recolectados por nuestro cuestionarios son dos cosas:
  1. Que la mayoría de nuestros lectores gatunos no tiene fuente (en concreto, un 63,16% de nuestros participantes)
  2. Y, eso sí, que del grupo de 6 que sí tienen, a la mayoría, representada por 5 votos, les encanta, siendo sólo un lector el que confiesa que tiene fuente pero no la utiliza.
Os dejamos el reparto de votos detallado para que podáis sacar vuestras propias conclusiones:

¿Tienes fuente para beber?
  • Sí y me encanta, 5 votos (26,32%)
  • Sí pero no la uso, 1 voto (5,26%)
  • No tengo fuente, 12 votos (63,16%)
  • Ninguna de las anteriores, 1 voto (5,26%)
Llegados a este punto queremos comentaros, queridos lectores, que nosotros tenemos fuente desde hace unos meses y que nos gusta mucho utilizarla, por si nuestra experiencia y nuestra opinión os sirven de algo. Aunque, eso sí, si os decidís a adquirir una, os recomendamos que comparéis precios antes de comprar, pues hay grandes diferencias dependiendo de cada comercio (Ejem, ejem...)

Ya sólo nos queda dar las gracias a esos 19 lectores que con sus votos han hecho posible que hoy estemos publicando estas conclusiones, siendo especial nuestro agradecimiento para Gris, Luna y Zeus, Gema y Brujita por acompañar su paso por nuestra encuesta con un refrescante comentario.
----------