martes, 20 de noviembre de 2012

Un Silvestre muy romano

¿Nunca habéis encontrado entre vuestras fotografías, queridos lectores, alguna toma de la que ya no os acordabais? Pues eso es precisamente lo que nos ha ocurrido a nosotros con las imágenes que ilustran esta entrada, rescatadas casi por casualidad de entre las fotos tomadas por nuestros humanos durante los días que pasaron en Roma allá por el año 2009...

Y así, el retrato de este simpatiquísimo Silvestre, ejemplo perfecto que representa tanto la felinidad como el arte que confieren a la ciudad eterna ese brillo tan especial, ha sido rescatado hoy del baúl de nuestros recuerdos para ilustrar la sección dedicada a murales y pinturas urbanas de nuestra Gatera a pesar de no poder añadir señas ni datos más concretos sobre la misma. Ni siquiera podemos aseguraros si, refresco y hamburguesa en mano, este famosísimo gato continuará, más de tres años después, vigilando la persiana del restaurante de comida rápida en el que se encontraba... Pero sea como sea y más allá de lo que sabemos, de lo que no y del tiempo que ha pasado, de una cosa podemos estar seguros: de que esta obra, intensa, felina y de impecable factura, merece, a pesar del misterio, un lugar en nuestra colección de Gatos Urbanos. ¿O no?

6 comentarios:

  1. Silvestre es especial, queda bien en cualquier lugar, mi hermano de pequeño, tenía uno de goma, me encanta, aix creí ver a un lindo gatito decía Piolín...jejejej
    me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Quería darte las gracias por tu comentario en mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, claro que hay fotos olvidadas! Y sí, pues claro que merece un sitio en la galería el Silvestre!
    adiós, hasta otra!

    ResponderEliminar

Maullidos, ronroneos e incluso bufidos. ¡Este es el lugar adecuado!

----------