miércoles, 11 de septiembre de 2013

Hotel gatuno y... ¡con fantasmas!

Web del Cat's Hostel
Por si alguno de nuestros lectores está planeando hacer una escapadita a Madrid, en La Gatera se nos ha ocurrido proponeros un alojamiento especial y diferente: se trata del Cat's Hostel, un albergue ubicado a diez minutos de la puerta del Sol e instalado en un emblemático palacete de principios del siglo XIX que ofrece a sus clientes la oportunidad de convertirse durante su estancia en auténticos gatos al jugar con el significado de madrileño que esconde esta palabra. Su imagen moderna y colorida fruto de una reforma que supo actualizar y adaptar el edificio antiguo sin renunciar a su personalidad, la disponibilidad de habitaciones privadas o compartidas a unos precios muy asequibles y ese halo gatuno que envuelve el conjunto desde su filosofía hasta su logo bien podrían parecer motivos más que suficientes para convertir el Cat's Hostel en un destino ideal. Pero lo cierto es que este albergue tan felino esconde además entre sus cuatro paredes un pasado estremecedor y un presente espeluznante que lo convierten en un lugar único aunque no apto para aquellos que se sugestionen con facilidad, algo que conviene tener claro antes de formalizar una reserva...

A finales del año pasado este alojamiento saltó a los medios de comunicación no porque sus actuales propietarios pusieran el palacete sito en la calle Cañizares a la venta, sino porque, según nos cuentan, el edificio está encantado. Muchas son las experiencias paranormales vividas por los empleados y huéspedes de este albergue: apariciones por los pasillos, teléfonos que suenan solos, puertas que se abren o ruidos extraños que alimentan una fama fantasmagórica corroborada gracias a situaciones descritas por algunos de sus anteriores propietarios. 

Como en este loco mundo estamos de vuelta de casi todo, bien podría parecer que la alusión a lo paranormal no es más que una estrategia de venta en horas bajas del mercado inmobiliario, un original reclamo para llamar la atención sobre esta propiedad consiguiendo una publicidad barata a costa de chismorreos espectrales. Pero si os somos sinceros hay dos cosas de este caso que nos escaman: la primera es que esta es la cuarta vez en la que el palacete se pone a la venta desde el año 2001 (demasiados compradores se han desprendido del inmueble en poco tiempo y en extrañas circunstancias...); la segunda, ¿desde cuándo los fantasmas revalorizan una propiedad que no sea un castillo en Escocia? Dicho lo cual, que cada uno piense lo que quiera, pero lo innegable es que los rumores sobre que algo pasa en el Cat's Hostel están ahí, constituyendo para algunos un motivo extra que justifique la visita (o incluso la compra del edificio) aunque quizá no una ayuda para conciliar el sueño si se pasa la noche allí... Eso sí, quede claro que tienen bar y si de lo que se trata es de cotillear, ¿qué mejor excusa que pasar a tomarse algo? Así que, madrileños: ¡ya nos contaréis!

Para terminar, os dejamos algunos de los enlaces que hemos revisado a modo de documentación mientras investigábamos este caso, pudiendo hacer así vuestro propio recorrido por los detalles que jalonan la curiosa historia de este inmueble de Madrid:

5 comentarios:

  1. Viviendo donde vivo debería plantearme seriamente una visita a este local, ¿no? Si me paso ya os contaré lo que descubro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te decides, esperamos reportaje al completo.

      ¡Ronroneos, Gema!

      Eliminar
  2. A mi es que la palabra HOSTEL ya me da mal rollo desde que vi la pelicula jajajajajajaja independientemente de que haya fantasmas o no

    ResponderEliminar
  3. Uix yo no pienso ir a este hotel, sea verdad o mentira eso de las cosas paranormales jajajajajaj
    Será por hoteles !!!!!!
    Ronroneos gatunos

    ResponderEliminar

Maullidos, ronroneos e incluso bufidos. ¡Este es el lugar adecuado!

----------