lunes, 21 de julio de 2008

El gato primigenio

Los que os pasáis por este blog con relativa frecuencia os habréis percatado de que nos gustan los gatos. Eso es evidente... Y también sabréis que los murales, las pinturas y las representaciones de gatos que día a día descubrimos a nuestro paso habitando en paredes, vallas y carteles merecen un hueco en nuestro blog. Precisamente decidimos dedicarles la sección Gatos urbanos con la idea de ir recopilando las imágenes e ilustraciones de estos felinos allá donde estuviesen. Y hoy ha llegado el momento de presentaros al gato primigenio que dio origen a esta afición.

El caso es que durante años mi humana se fijó en este gatito que tranquilo desde su muro veía a los coches pasar por una carretera de la población costera de Santa Pola, en Alicante. Cada vez que lo veía, se decía a sí misma que tenía que hacerle una foto a este minino tan sencillo como expresivo. Con el tiempo, el color negro de su silueta ha ido perdiendo la intensidad inicial, pero para nada ha decaído la pose confiada de este gato que espera paciente el momento idóneo para cruzar la carretera. Por fin hicimos la foto y, según me cuentan, ayer mismo seguía en su lugar. Pero ¿quién sabe hasta cuando esperará?

9 comentarios:

  1. Divino... me encanta la sensacion de movimiento que tiene, parece que estuviera vivo... :)

    ResponderEliminar
  2. la gatera,
    los hijos de Malu ya han nascido. Voy a hacer un post sobre eso. Y qué lindo gato neglo el de la calle.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por tu fuerza y apoyo. me gusta mucho ser tu amiga...

    ResponderEliminar
  4. Aquela é uma bonita imagem!

    Thor

    ResponderEliminar
  5. gatera,
    te invito a un juguete. vea en mi blog.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que nos enseñes esos "otros gatos" que encuentras por ahí
    ;-)

    ResponderEliminar
  7. Me encanta! Yo tampoco puedo dejar de fijarme en los dibujos de gatos que veo en carteles, por las paredes... o donde sea.

    Un besito.

    ResponderEliminar

Maullidos, ronroneos e incluso bufidos. ¡Este es el lugar adecuado!

----------